martes, 27 de junio de 2017

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Ha pasado una semana desde que la nota del The New York Times, firmada por Azam Ahmed y Nicole Perlroth, confirmara que desde el gobierno se espía a los activistas y periodistas, además de abogados defensores de ciertas causas. A partir de ello, las respuestas no se hicieron esperar y desde la denuncia pública hasta la presencia en redes sociales la bandera del #GobiernoEspía se hizo presente.
La respuesta del señor de Los Pinos y sus muchachos fue cínica y provocadora: denunciar ante la instancia que está acusada de espiar, es decir la PGR. Ahora sabemos -por información de Proceso-  que para que el Pegasus pudiera llegar a México hubo un personaje involucrado, Rodrigo Ruiz Treviño, a través de la empresa Balam Seguridad Privada, una de las intermediarias que vendió el malware al gobierno mexicano.
Después de una semana, ni el director del CISEN, ni el procurador, ni el secretario de gobernación han presentado su renuncia. Seguimos viviendo en el país de las maravillas. Donde quien tiene pruebas que las presente y que acuda ante las autoridades. El discurso del viejo priista que se sabe impune, y por ello llama y reta a que se presenten pruebas, es más, se indigna por el simple señalamiento. De ese que pertenece a la generación de priístas que se niegan a morir.
Y sí, en el país de las maravillas, basta con la expedición de la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes –que hoy entra en vigor-; en este país de las maravillas, basta con desaforar a la flamante Eva Cadena para calmar las aguas.
En este país de las maravillas, que aparezcan los restos del periodista Salvador Adame Pardo, -director de Canal 4Tv- de Nueva Italia, municipio de Múgica en Michoacán es producto de nuestra imaginación. También es producto de nuestra imaginación que ayer en Sinaloa, en el restaurante Mar and Sea, propiedad del ex gobernador de Sinaloa Juan Sigfrido Millán Lizárraga (1998-2004), un comando armado haya secuestrado a un número aún no determinado de hombres.
En el país de las maravillas es irrelevante el dolor de la madre de un normalista desaparecido quien afirma que “Mil días representan un largo caminar de dolor y de incertidumbre para nosotros”. En este país de las maravillas, es posible la unión del PAN y PRD de cara a la elección presidencial de 2018. Una alianza pragmática que tiene buenas intenciones, pero que en la realidad no se concretará.
Este es el país de las maravillas que Peña nos quiere seguir vendiendo, el del respeto a los derechos humanos, el de la libertad de prensa, el de la estabilidad social, el del crecimiento económico, el del estado Democrático de Derecho, el de las alternancias pírricas y las alianzas artificiales. ¿En qué parte de este país de las maravillas viven ustedes?

Por hoy es todo nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 20 de junio de 2017

PEGASUS, VOLVER A 1984



Samuel Hernandez Apodaca
@iusfilosofo

El gran reto para los periodistas y los ciudadanos es
 que el miedo nos sirva y no nos conquiste.
Carmen Aristegui.

¿De qué tamaño es el miedo que un gobierno puede tener a sus ciudadanos? Esos ciudadanos que se desempeñan como comunicadores, activistas. Los que desempeñan el importante papel de ser Defensores de los Derechos Humanos. ¿Quién decidió utilizar una herramienta destinada a combatir el narcotráfico y el terrorismo, contra los ciudadanos? ¿Por qué un gobierno lleva a cabo este tipo de espionaje contra los ciudadanos?
Desde febrero de este año, activistas que impulsaron el impuesto a las bebidas con alto contenido de azúcar denunciaron el espionaje en su contra, a través de sus teléfonos celulares. Esto ocurrió entre julio y agosto de 2016. Las víctimas de este espionaje: Simón Barquera, director de investigación en políticas y programas de nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, Luis Manuel Encarnación, exdirector de la Fundación Mídete, y Alejando Cavillo, fundador de El Poder del Consumidor. La empresa detrás del programa espía­ -malware Pegasus- es la misma: NSO Group.
Gracias al apoyo de Citizen Lab de la Universidad de Toronto, se logró identificar el ataque que se daba a través de un jailbreak al dispositivo espiado, se instalaba un sofisticado software que habría permitido al atacante tomar control de diferentes funciones y acceder a los contenidos del aparato tales como: archivos, datos del calendario, listas de contactos, contraseñas. Los mensajes de texto, de aplicaciones como Gmail, WhatsApp, Skype, Facebook, Telegram. Además de poder escuchar llamadas realizadas por teléfono, a través de WhatsApp o Viber. E incluso grabar, utilizando el micrófono y la cámara del dispositivo.
En aquel momento al igual que hoy, Citizen Lab, concluye que hay un responsable: el gobierno mexicano, y es muy claro porque SOLO UN GOBIERNO, puede adquirir este malware, además de que el gobierno mexicano es cliente de NSO Group, fabricante del malware. Veamos, quienes utilizan este programa espía son: la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional. Diferentes medios ya han tratado el tema, aunque se tomaron como notas aisladas: Aristegui Noticias, el 16 de julio de 2012; la revista Contralínea, el 22 de julio de 2012; el periódico Reforma, el 12 de septiembre de 2016. No obstante, pocos le dieron importancia.
En nuestro país el espionaje está tipificado como delito, así lo plasma el Código Penal Federal en los artículos 127 al 129, pero las referencias son peliculescas, como sacadas de un guión de la guerra fría. También se alude en el Capítulo II de dicho ordenamiento lo concerniente a “Violación de Correspondencia”. El artículo 177 estatuye: “A quien intervenga comunicaciones privadas sin mandato de autoridad judicial competente, se le aplicarán sanciones de seis a doce años de prisión y de trescientos a seiscientos días multa.” En la Constitución, el artículo 16 constitucional establece: “Las comunicaciones privadas son inviolables. La ley sancionará penalmente cualquier acto que atente contra la libertad y privacía de las mismas. Exclusivamente la autoridad judicial federal, a petición de la autoridad federal que faculte la ley o del titular del Ministerio Público de la entidad federativa correspondiente, podrá autorizar la intervención de cualquier comunicación privada”.
En la nota de The New York Times, firmada por Azam Ahmed y Nicole Perlroth, se advierten otras víctimas del espionaje: defensores de derechos humanos, periodistas, activistas anticorrupción, familiares de éstos y abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de  Ayotzinapa. Dicen los autores de la nota que: “El software ha sido utilizado para vigilar a algunas de las personas que han sido más críticas del gobierno, así como a sus familiares”. La respuesta del gobierno, muy básica: “Como en cualquier régimen democrático, a fin de combatir al crimen organizado y las amenazas contra la seguridad nacional, el gobierno mexicano realiza actividades de inteligencia”.
Lo cierto es que de acuerdo con The New York Times: “NSO Group asegura que es muy poco probable que los cibercriminales hayan obtenido acceso a Pegasus de algún modo, porque el programa solo puede ser utilizado por las agencias gubernamentales en las que se ha instalado la tecnología.” ¿Y entonces? ¿Qué otra respuesta “inteligente” puede dar el gobierno del señor Peña?
Saber esto indudablemente nos remonta a la obra de George Orwell: “1984”, libro que ha inspirado alrededor del mundo el concepto del Gran hermano, el de un gobierno fuerte, todopoderoso y protector que también nos vigila, dirige y dice que hacer a través de sus ministerios: el del Amor, encargado de administrar los castigos, la tortura y reeducar. El de la paz, de asuntos relacionados con la guerra. El de la Abundancia, encargado de la economía y de que la gente siempre viva al día. Y el de la Verdad, dedicado a manipular y destruir documentos históricos, para que coincidan con la versión oficial.
¿Qué ocurría en 1984? Nacía la Generación Y, también lo hacían Mark Zuckerberg (Facebook), Gottfrid Svartholm (The Pirate Bat), aparecía la Macintoosh 128k (Apple) y los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, consolidaban la idea de pensamiento único y de orden mundial.
Para los que crean que en México no se espía, la nota de ayer echa abajo su inocencia. También da una lección a aquellos que creen que como “no son importantes”, no son espiables; ilustra a quienes afirman que “no digo nada importante”. Decir lo que tomas, lo que lees, dónde estas, si estas enfermo o cómo te sientes, todo es útil. La intimidad, las comunicaciones, las confesiones, los sentimientos o incluso los estados en redes sociales, son información valiosa para quien sabe leerla, administrarla y utilizarla. En esta era digital, nadie está a salvo. Solo la prudencia puede ayudarnos.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem


Leer más...

martes, 13 de junio de 2017

CÁPSULAS DE REALIDAD


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Ha pasado una semana después de la jornada electoral, el ambiente esta enrarecido; ciertos sectores ciudadanos aún no aceptan que el PRI se haya quedado con triunfos que no le correspondían. En estos días he tenido conversaciones con ciudadanos de Veracruz, Coahuila, Estado de México y otros más, -donde incluso no hubo elecciones-, y en todos existe un malestar común porque "el PRI no acepto su derrota".
Que no haya pasado nada molesta más a los ciudadanos, quienes aunque saben que es necesario salir a votar, si manifiestan cierta desilusión en la opción electoral, los ciudadanos de más de treinta años y con cierto nivel educativo y de formación, parecen enfrentar un dilema: por una parte están conscientes que participar forman parte de su responsabilidad cívica,   pero también -al igual que a principios de los noventa- empiezan a manifestar cierta desilusión porque "a pesar de que en las urnas se manifiesta un sentir, la voluntad de los políticos imponen otra".
Quizá quien me lee y viva en Coahuila o Estado de México coincida con las ideas arriba referidas, porque independientemente de las declaraciones que se hagan o los recursos jurisdiccionales que se promuevan, la percepción social es que "de nada sirve votar, el PRI siempre se impone". Esta idea que puede ser menor, es alarmante, y puede llevarnos  a caminos con escenarios poco deseables. El primero es el abstencionismo, que nos regresaría a los procesos electorales de hace más de 20 años. El segundo que ciertos grupos se radicalicen y busquen otras vías de expresión y transformación política. 
De poco o nada sirve que el Instituto Nacional Electoral (INE) pretenda realizar junto con los partidos políticos la revisión de las elecciones estatales, los diagnósticos, el análisis conjunto, el balance, son útiles cuando realmente se tiene voluntad de contribuir a la transformación del sistema político electoral, cuando se plantean acuerdos básicos fundamentales para transformar la realidad que se vive en cada campaña. Los balances, los acuerdos, son útiles cuando la autoridad electoral cumple su papel y no juega a descalificar a los actores. Cuando de forma responsable investiga irregularidades obvias. Cuando trae reformas que impidan que los vicios se repitan ¿Servirá de algo el diagnóstico doméstico a puerta cerrada y en comisiones del INE? Sin voluntad, lo dudo.
Por si fuera poco, y sumando al pesimismo social, el fin de semana en el congreso nacional de Morena, Andrés Manuel, centró su discurso en la elección de próximo año; cerró la posibilidad de alianza con el PRD y MC, manifestando su beneplácito en el PT, partido que declinó de última hora por Delfina y cuyos dirigentes han mantenido vivo de forma artificial a su partido a través de alianzas. Andrés Manuel al apresurarse a cerrar la puerta a “los inmorales”, pierde de vista su responsabilidad histórica, pues no solo es el dirigente de Morena, sino el líder de un sector social que está harto que el sistema político  imponga su voluntad.
Es cierto que en el caso del Estado de México, el PRD y su candidato Zepeda, jugaron el papel de esquiroles de la alternancia; no hablemos del partido Movimiento Ciudadano (MC) quien al igual que el PT son una franquicia muy rentable que le ha permitido a Dante y los suyos vivir de la política y mantenerse entretenido como líder plenipotenciario de ese partido. ¿Pero era necesario apresurarse a cerrar la puerta a una alianza electoral que bien puede sacar al PRI de Los Pinos? ¿Es posible vencer al sistema solo con su propia imagen? Sin duda es una misión compleja.
Derrotar a un régimen que logro mantener el control de uno de los estados con mayor índice de votos, no es tarea fácil, implica tiempo, acuerdos, alianzas, rupturas en los factores reales de poder, y parece que Andrés no ha logra hasta el momento. No basta la buena voluntad de militantes y ciudadanos, la transición y el cambio democrático del sistema político no son actos de fe. La transformación social y política del país no puede depender de una persona, por más que se le quiera ver como divinidad.
Fortalecer la estructura de un partido y formar círculos de estudio, no alcanzan para vencer a un sistema político que ya demostró que hará todo para retener el poder; tampoco alcanza la imagen de un líder, si este no promueve acuerdos, no genera rupturas estamentales, no fomenta la crítica entre sus bases. Todo dirigente necesita sus capsulas de realidad, de critica entre sus filas, de otras personalidades que le hagan contrapeso, de cercanos que no jueguen a endiosarlo. El riego del caudillismo es que nos quedemos en el “para la siguiente”. La transición no puede esperar todos debemos entenderlo. La esperanza sigue viva.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima.  Carpe diem
Leer más...

martes, 6 de junio de 2017

EL PARAPETO DE LA TRANSICIÓN



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo


Ante la incertidumbre que generó el anuncio de triunfo de Alfredo del Mazo, quien ni tardo ni perezoso salió a declararse ganador. Más tarde, se hizo presente MORENA adelantando que también habían ganado la elección. Tuvo que salir la cargada del Instituto Electoral del Estado de México para fulminar toda esperanza de triunfo de la oposición. Y es que los resultados del PREP, que fluyeron extremadamente lento, en todo momento puso a la cabeza a la candidata Delfina Gómez por un pequeño margen; no obstante, antes de irnos a dormir la noche de aquel domingo 4 de junio, Pedro Zamudio se encargó de liquidar la expectativa de los resultados. Consideraron necesario enviar el mensaje de que el grupo Atlacomulco sigue y seguirá teniendo el control de aquel Estado.

De negro y con una corbata peculiar, Pedro Zamudio Godínez, cuyo anterior oficio fue ser consejero presidente del Consejo Distrital de la Junta Distrital 34 de Toluca del IFE, leyó los resultados de una muestra de 1347 casillas, quien sostuvo “Los intervalos estimados, con un nivel de confianza del 95%, del porcentaje a favor de cada candidato(a) a gobernador(a) se presentan a continuación” colocando a Alfredo del Mazo Maza con un límite inferior de votación de 32.75 % y un límite superior de 33.59%, lo más indignante de su lectura – o cómico si se le quiere ver así- es que el límite superior de la Candidata Delfina Gómez era de 31.53 %; es decir, no alcanzaba ni el mínimo de su adversario priista. Con esos datos cerramos la jornada electoral dominical.

Pero ¿Qué paso en Estado de México para que llegáramos a estos resultados? ¿Por qué no fue posible desterrar a la hegemonía priísta de esa Entidad? Hay quizá algunas explicaciones, prima facie se pueden afirmar: falto que “las izquierdas” se unieran para derrotar al PRI, pero esa es una afirmación aventurada, pues en todo el tiempo Juan Manuel Zepeda pidió que Delfina declinara por él, lo cual es digno de risa, pues en ninguna parte del mundo quien va a la cabeza declina por quien va abajo en las preferencias. Es cierto, las plataformas electorales de estas dos fuerzas políticas son más coincidentes; sin embargo, la lucha de protagonismo limitó toda posibilidad de coalición.

Los partidos de izquierda, PRD y MORENA, confiaron en sus estructuras, sus operadores, sus personalidades; no buscaron ni generaron las rupturas de la élite gobernante, ni la desbandada de las bases priistas. Estos partidos se conformaron, al menos MORENA con el apoyo de su líder. En el PRD la historia es diferente, pareciera que su apuesta siempre fue ser el parapeto del PRI, adoptar el papel de esbirro de la transición. Quizá por eso la noche del domingo Zepeda afirmo en todas las entrevistas que el gran ganador fue el PRD, ¿Será porque su práctica política es ganar perdiendo?

¿De verdad el gran ganador es el PRD? Veamos, en la elección de 2005 para gobernador del Estado de México, con una lista nominal de 8 millones, 869 mil, 630 electores, los resultados de las coaliciones fueron los siguientes: Alianza por México (PRI-PVEM) que tuvo de candidato a Enrique Peña Nieto ganó con 1, millón 801 mil 530 votos, es decir el 47.57%; la alianza PAN-Convergencia cuyo candidato fue Rubén Mendoza Ayala, obtuvo 936 mil 615 votos, es decir, 24.73%; la alianza Unidos para ganar que postuló a Yeidckol Polevnsky Gurwitz logró 918 mil 347 votos, es decir, 24.25%. Seis años después en 2011 con una lista nominal de 10 millones, 555 mil, 669, electores, la coalición unidos por ti, PRI-PVEM-Nueva Alianza, llevando como candidato a Eruviel Ávila Villegas, obtuvo 3 millones, 018 mil, 588 votos, es decir, 61.97%; la coalición Unidos podemos más conformada por el PRD-PT-Convergencia que llevó de candidato a Alejandro Encinas Rodríguez obtuvo, 1 millón, 020 mil, 857 votos, es decir, el 20.96%; mientras que el PAN postulando a Luis Felipe Bravo Mena sólo obtuvo 598 mil 048 votos, es decir 12.28%

En la elección de este año, con una lista nominal de 11 millones, 313 mil 282 electores, y con un corte del PREP de las 13 horas del 5 de mayo, los resultados arrojan para el candidato de la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza-Encuentro Social, cuyo candidato es Alfredo del Mazo Maza 1, millón, 955 mil 347 votos, es decir, 33.72 %; El PAN postulando a  Josefina Eugenia Vázquez Mota obtuvo 654 mil 681, es decir, 11.29 %; el candidato del PRD Juan Manuel Zepeda Hernández logró 1 millón 031 mil 791 votos, es decir, 17.79 %. Es esta elección, hay tres actores que no aparecen en la elecciones anteriores, el PT que aunque declinó de ultima hora, su postulación obtuvo 62 mil 643 votos, es decir, 1.08 %; y la candidata independiente, logro robar a los otros partidos 123 mil 324, es decir, 2.12 %; y finalmente un actor fundamental en la vida política electoral  contemporánea: MORENA partido que postuló a Delfina Gómez Álvarez obtuvo 1 millón 786 mil 962 votos, es decir, 30.81 %.

¿De qué gran ganador habla Zepeda si en 2005 Yeidckol Polevnsky Gurwitz logró 918 mil 347 votos, es decir, 24.25%? ¿Por qué insistir en un triunfo cuando en 2011 Alejandro Encinas Rodríguez obtuvo, 1 millón, 020 mil, 857 votos, es decir, el 20.96%? ¿Por qué no entender  que su mensaje es solo de autocomplacencia, y de no querer aceptar la realidad, pues con él como candidato logró apenas 1 millón 031 mil 791 votos, es decir, 17.79 %? Si bien es cierto en esta ocasión no fue en alianza, cierto es también que no buscó generarla.

El papel del PRD ha sido lamentable, la indignación de la gente por su desempeño ha sido muy marcada, los últimos creyentes de esperanza en ese partido, parecen alejarse. En las elecciones de los otros tres Estados el PRD jugó así: en Coahuila premió a Mary Telma Guajardo, comadre de Humberto y Rubén Moreira. dándole la candidatura al gobierno del Estado con resultados patéticos. En Nayarit, se sumó a la coalición “Juntos por ti” al lado del PAN, PT y PRS. En Veracruz fue en alianza con el PAN y obtuvieron triunfos, pero ¿Está en condiciones de ir solo a una elección y ganar? ¿De verdad es el partido que México necesita? Sin duda es importante dar seguimiento a las acciones que en las siguientes semanas dará el PRD. Y confirmar si fue parapeto de la transición, o no.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.



Leer más...

martes, 30 de mayo de 2017

Las campañas: ¿Todos son iguales?


 @iusfilosofo

En el penúltimo día en que los candidatos pueden promover su imagen y pedir el voto por su causa, es necesario hacer memoria de lo que ha ocurrido en estos días de campaña.
El  próximo domingo los ciudadanos tendrán un menú muy amplio de candidatos que aspiran a ocupar un cargo de representación popular. En sus discursos algunos han buscado desmarcarse de sus competidores, imprimir un sello particular que les de identidad; otros candidatos han apostado durante toda su campaña, a la construcción de un discurso que convenza al elector de que habrá continuidad.
Por alguna extraña razón, esos candidatos que en la práctica buscan el continuismo, se han empeñado –con la ayuda de sus bots- en demostrar que son la alternativa incluso a su mismo partido, y afirman una y otra vez: “vamos a mejorar lo bueno que tenemos y a cambiar lo que haga falta”.
Algunos otros candidatos han llevado al extremo su radicalismo discursivo, y en ese no hay reversa. Otros tantos autodenominados independientes, han logrado la postulación gracias a la estructura de cierto partido, a sus alianzas políticas con los personajes que tanto critican. Estos candidatos independientes, han dicho hasta el cansancio que todos los candidatos son iguales y que ellos sí son diferentes, no obstante buscan ser independientes con los mismos privilegios que los partidos tienen.
Y justamente este discurso político ha permeado en algunos electores que consideran que -en efecto- todos los candidatos son iguales, que prometen lo mismo y que representan lo mismo y por ello salir a votar, no tiene sentido. Se quiere  -como en el pasado- vender la idea  de que el voto no tiene sentido debido a que todos son iguales.
La realidad, sin duda no es así, no todos los candidatos son iguales, como no todos los partidos lo son; algunos son peores que otros y otros más tiene más moral en su declaración de principios que en el comportamiento de sus dirigentes.
¿Pero qué debemos hacer los ciudadanos ante el discurso de “todos son iguales”? la solución es muy sencilla, convencernos de que no es así, de que si hay alternativas en cada elección aunque parezca lo contrario. ¿Cómo lograrlo? Informándonos, investigando ¿quiénes son? y ¿quiénes han sido los candidatos antes de ser postulados? Su formación, sus antecedentes políticos, su actividad social, el compromiso con el distrito, municipio o Estado. Su relación con los grupos de poder o con los grupos económicos. Si ha tenido ya algún cargo público y cuál fue su desempeño.
También está la alternativa de ver su propuesta política, esa que ofrece y venden es sus spots y publicidad impresa o en redes sociales. Y preguntarnos sencillamente ¿Qué tan real es que cumplan con lo que prometen? ¿De verdad sus propuestas tienen sentido? Este pequeño ejercicio les llevará menos tiempo que un capitulo de su serie favorita, que un episodio de su telenovela o que el medio tiempo de algún juego deportivo. Esa es una responsabilidad que cada cual debe asumir para demostrar que no, no todos los candidatos son iguales y así salir a votar.
¿Se atreven a realizar este ejercicio? Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.







Leer más...

martes, 23 de mayo de 2017

Las campañas: historia de doña Mari


Samuel Hernández Apodada
@iusfilosofo

A lo largo de mi experiencia en campañas he visto de todo. Desde las promesas que sabemos de antemano imposibles de realizar, hasta los discursos llenos de retórica -que exaltan los ánimos de quien asiste al evento de campaña- y que a veces sobrepasan los límites y llevan al emisor a un camino sin retorno, sin posibilidades de diálogo con el o los otros contrincantes.
Debo decir que las estrategias de campaña cambian de un año a otro, de un Estado a otro e incluso de un municipio o zona a otra. No se utilizan las mismas estrategias en las zonas urbanas que en las rurales. Por ejemplo, algo que con el paso de los años sigue vigente es el acarreo de asistentes a eventos, cuando se trata de llevar a gente de las zonas rurales a las zonas urbanas es -o era- atraparlas con el gancho de que conocerían las ciudad, en efecto irían a un evento político, pero la promesa central era "conocer la ciudad" y si te pagaban el transporte y además te daban torta y refresco "estaba bien". Al final del día, lo único que conocían de la ciudad era el lugar donde se realizaba el evento del candidato, a quien vieron de muy lejos y mencionaba todas las colonias, menos la suya.
El operador u operadora política, que controla, pasa lista, dirige y a veces hasta amenaza: “no se vayan porque terminando el candidato nos regresamos, no voy a esperar a nadie, el que se quedó se quedó"; es la advertencia para quienes ingenuamente creyeron que podían conocer otros lugares diferentes al acto político.
Aunque parezca increíble, ese mismo operativo se aplica en las zonas urbanas. “Acarrear” a la gente con la promesa de llevarlas "al centro de la ciudad"; sí al mitin político, pero también a visitar el centro y "si quieren hasta pueden hacer algunas compritas" dice la operadora que  casi siempre es una mujer, porque "en las filas del partido allá en la colonia, el barrio o el fraccionamiento " siempre hay una doña Mari, doña Chonita, doña Lupe. -que a veces me evoca al personaje de la película La ley de Herodes- una mujer que es la encargada electoral, capaz de dar la vida por su “líder” o su candidato.
Doña Mari, doña Chonita, doña Lupe o la doña que ustedes quieran, no solo es la que organiza los acarreos a esos eventos, también planifica o planificaba los desayunos el día de la elección, pasa a recordarte –muy temprano- que hay que ir a votar por el candidato de los colores de la bandera, “el guapito” dice. Es el mismo que prometió más seguridad, reparar la calle, el que nos trajo la despensa y promete “darnos apoyo a nosotras”.
Ahora doña Mari, tiene nuevas tareas y lo sabe, “Me traes dos copias amplificadas al 200 de tu IFE, por los dos lados, y te apuntamos” le dice a quien le pregunta sobre las tarjetas que entrega con la promesa de que se les depositará el apoyo si gana el candidato. Sabe también que de “los apoyos” que pasan por sus manos, ella se quedará con la mejor parte; de ahí que porte gallardamente su playera, gorra, bolsa, y afuera de su casa luce la manta, lona y pasacalle con la foto “del bueno” “del que va a ganar”.
Doña Mari, sabe que en las campañas siempre le va bien, ya pudo mejorar su casa y se “armo de tele” donde ve las telenovelas y se “informa” de las campañas de su candidato, ese al que ella apoya incondicionalmente; se busca en las imágenes cuando el conductor informa: “ahora vamos con la campaña de…”. Doña Mari no sabe de agenda programática, solo recuerda las palabras de su papá, “si viene otro candidato y te ofrece más, vete con él” y lo recuerda porque así paso en el 2006 cuando organizó eventos para otro partido, porque el “padre” de la iglesia de santa maría de “todas las urnas” se lo pidió. “hay que mantener el cambio” “hay que cuidar a la familia”. Fueron los argumentos en aquella ocasión.
Pero doña Mari se cansó de esos “riquillos” porque la veían feo, no la consentían como en el otro partido, la tenían largas horas esperando para que al final le dijeran que no podían recibirla. Por eso se cansó, y regreso al partido de siempre, el de su abuelo y de su papá; pero ojo, no es el partido de su hijo y por eso está enojada, él apoya a otro partido y se queja: “nada más van a la escuela y tienen poquita educación y ya no quieren votar por el partido de siempre”.
Esas son las historias de campaña, seguramente ustedes conocen más. Historias de ilegalidad, inequidad que todos vemos, pero que la autoridad electoral prefiere no observar, aunque sea su deber legal.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 16 de mayo de 2017

¿HASTA DÓNDE?



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Una vez más, caen periodistas. Aquí y allá, parece que nadie se salva, sabedores de que los atentados, asesinatos, amenazas quedarán impunes, los perpetradores actúan cobijados por la omisión, negligencia, incapacidad y -en el peor de los casos- la complicidad de quien debería de velar por la seguridad de todos.

El ataque contra los medios de comunicación, no solo es un atentado contra ellos, es una vulneración a nuestro derecho a estar informados, es violentar la libertad de prensa y simboliza la impunidad de ataques contra la sociedad. Ataques por los cuales el gobierno debe dar respuestas claras, creíbles, reales.

En lo que va del sexenio del habitante de Los Pinos, han caído 33 periodistas o reporteros, en los Estados de Veracruz, Oaxaca, Chihuahua, Coahuila, Guerrero, Zacatecas, Tabasco, Tamaulipas, Sinaloa, Guanajuato, Baja California Sur, Jalisco y Puebla. Las Entidades donde han caído más periodistas son: Veracruz con 9 asesinados, y le sigue Oaxaca con 8; es decir, en dos Estados del país han sido asesinados más de la mitad de los periodistas.

Los últimos dos fueron el día de ayer: Javier Valdez, fundador de Ríodoce en Culiacán Sinaloa y Jonathan Rodríguez Córdova de El Costeño de Autlán en Jalisco. Lo más lamentable de estos dos casos, es la ligereza con la que la autoridad investigadora trata los temas de seguridad y sobre todo como minimiza los atentados o asesinatos de los informadores.

¿Hasta dónde vamos a llegar con los asesinatos de periodistas? ¿Hasta dónde es necesario llegar para que esta sociedad se indigne y reclame un alto? ¿Hasta dónde los ciudadanos debemos quedarnos callados? ¿Simplemente cambiamos el canal, movemos la frecuencia o damos vuelta a la página para pasar de largo la noticia? Pero, ¿y si no hubiera quien nos informara? ¿Si un día dejáramos de tener acceso a la información en medios digitales, audiovisuales, radiofónicos o impresos? ¿Qué pasaría? ¿Será que la apuesta gubernamental es construir una sociedad desinformada y manipulable? ¿Ustedes que opinan?

Por lo pronto hoy algunos medios tendrán paro digital de labores y se ha convocado a protesta en la Ciudad de México, frente a la Secretaria de Gobernación a las 19:30 horas, se pide llevar vestimento de luto y velas.


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Ni uno menos. Carpe diem.
Leer más...

martes, 9 de mayo de 2017

¿QUÉ NOS DEJAN LAS CAMPAÑAS?


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Falta más de un año para la elección presidencial y los partidos políticos se enfrentan en las elecciones estatales del próximo 4 de junio, con el ánimo de experimentar toda suerte de artilugios electorales: guerra sucia, acarreos masivos con recursos públicos, promesas irracionales, discursos incendiarios que no llevan a nada, alianzas discursivas de facto, cargada contra candidatos, operativos de cara a la jornada electoral utilizando las estructuras institucionales como el CONAFE, apapachos de mil pesos; cañonazos de recursos públicos de los gobiernos estatales para darle a la gente “lo que necesite” –no importa que haya campañas- si los beneficiarios se acuerdan quien les dio la obra, se les da.
En este proceso electoral, las y los candidatos son exhibidos, señalados, descalificados, catalogados de: incapaces, corruptos, mediocres, encubridores, manipulables, engañadores, ladrones, desleales. ¿Y qué decir de sus propuestas? Las muchas, simples falacias; otras, ideas del momento; unas más, ocurrencias de los candidatos, y finalmente, el mensaje de odio que a veces no parece tener reversa.
Al final de esta contienda alguien ganará, no sabemos si el corrupto, la ladrona, el incapaz, la encubridora, el mediocre, la desleal, el manipulable. ¿Y cuál es la calidad de gobernantes que tendremos? Cierto es que algunas de las afirmaciones que se han vertido en campaña están documentadas, desde luego otras maximizadas con el toque mediático, para simplemente dañar la imagen de la persona y de paso, el partido.
Pero ¿Qué nos dejan las campañas? Además de llenar los bolsillos de algunos proveedores de insumos electorales: esta la contaminación visual, la contaminación auditiva por algunos spots de muy poca inteligencia, la explotación de la dignidad ciudadana, que aprendió a “venderse al mejor postor” y el lamentable nivel de cultura cívica, porque como dice la Dra. @BarbaraCabrera “la dignidad no tiene clase social”.
Las campañas también nos dejan a excandidatos enriquecidos, porque a pesar de que hay más elementos de fiscalización de los recursos que corren en las campañas, cierto es también que existen casos en que sabedores de su derrota muchos de estos candidatos, prefieren ir al cómodo sillón del desenlace electoral, otros tantos pactan su retiro silencioso, y otros más se rentan como roba votos de los otros candidatos.
En fin, al final las campañas nos dejan su publicidad, los rostros de las y los candidatos que lucen en esa publicidad amarillentos quemados por el sol, las playeras con el nombre de los elegidos, la calcomanía en el vehículo, en el peor de los casos algunos muertos; en otros casos, candidatos maniatados por los compromisos que los hicieron llegar al lugar al que aspiraban.
Al final, las campañas nos dejan un sin sabor extraño, la resaca de que todo cambio para seguir igual; y la sencilla conclusión “todos son iguales”. Yo digo que no es así. No todos son iguales. ¿Y a ustedes que más les dejan las campañas?

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 2 de mayo de 2017

ÁNTHROPOS MEDIÁTICO


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Actualmente el pueblo soberano "opina" sobre todo en función de cómo la televisión le induce a opinar. Y en el hecho de conducir la opinión, el poder de la imagen se coloca en el centro de todos los procesos de la política contemporánea.
Giovanni Sartori

Mientras observamos la catástrofe ambiental en la zona metropolitana Guadalajara y la ausencia notoria de la incapaz secretaria del Medio ambiente, María Magdalena Ruiz Mejía, -bióloga de formación y desempolvada de la misma área pero en el ayuntamiento de Guadalajara, de 2010 a 2012- Quien se pavonea por haber recibido un premio en 2002 por las labores de “cuidado al Bosque La Primavera” en el Operativo de Prevención de Incendios. Los mexicanos observamos también como desde Los Pinos se siguen administrando las detenciones con fines electorales, hoy fue la detención de Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, quien se perfilaría como el nuevo líder del Cártel de Sinaloa tras la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán a Estados Unidos.
Para la desmemoria les comparto que “El Licenciado”, era el jefe de seguridad y subdirector de vigilancia y custodia del penal de Puente Grande y fue quien ayudó a Guzmán Loera en su primera fuga de ese penal de máxima seguridad, un pequeño regalo del sexenio Foxista. El Licenciado, más tarde se hizo compadre de Guzmán y paso a formar parte de las filas de dicho cartel.
Así, mientras nos ocupamos de esta nota, en el Estado de México la caída de Alfredo del Mazo en las preferencias electorales está incontrolable, todo parece indicar que –tal como lo señalé- cuando Alfredo fue designado como candidato, su nominación era el anuncio de la derrota del PRI en esa entidad.
Y es que en opinión de ciertos sectores del PRI de ese Estado, Alfredo –primo de Peña Nieto- no solo los ve de lejos sino que además es antipático, por si fuera poco, de acuerdo con información de animal político, de las promesas que Eruviel Ávila firmó ante notario y después convertiría en compromisos de Gobierno, fueron seleccionadas 16, de ellas cinco son falsas, una casi falsa, tres son engañosas, una discutible, cuatro son verdades a medias y dos sí fueron cumplidas.
Con estos resultados de gobierno, el termómetro social en el Estado de México no es muy benéfico para el candidato del partido en el gobierno, a pesar de que exista una coalición PRI, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social. Este último partido dirigido por ex aliados de Felipe Calderón en 2006 y quien estuvo a punto de sumarse a la campaña de Vázquez Mota.
En Veracruz las campañas electorales van, aun sin el brillo suficiente, pero lo que no para son los video escándalos que ya pasaron a reality semanal, pues la expanista y exMorena Eva Cadena nuevamente vuelve a protagonizar una escena más recibiendo dinero, en esta ocasión por empujar una Ley ad hoc y por la cual presuntamente habría recibido un millón de pesos.
Como lo advertí la semana anterior, somos mediáticos y víctimas de la información y manipulación de la mass media. Y para no quedar ausente en estos escándalos se suma el PAN, pues se ha filtrado el audio escandalo donde Felipe Calderón amenaza con salir del dicho partido político, esto durante el marco de una acalorada discusión con Juan José Rodríguez Prats el pasado fin de semana durante el consejo nacional panista.
Como señala Sartori: “La televisión no es sólo instrumento de comunicación; es también, a la vez, paideía, un instrumento "antropogenético", un medium que genera un nuevo ánthropos, un nuevo tipo de ser humano”. ¿Qué otros escándalos mediáticos aparecerá en las semanas cercanas a la jornada electoral del 4 de junio? Probablemente hay muchos más y parece que nadie, pero nadie se escapa de ellos. ¿Tendremos más reality semanal? Muy probablemente sí.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 25 de abril de 2017

MEDIÁTICOS SOMOS



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, 
os harán amar al opresor y odiar al oprimido.
Malcom X


Nuevamente somos víctimas de los temas mediáticos, como en los viejos tiempos se aprovecha el periodo vacacional para impulsar, promover, firmar, negociar, en este caso detener, primero al prófugo exgobernador de Tamaulipas Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba –de 60 años– y unas semana después, mientras todos se bronceaban, pescaron al hombre más buscado, odiado y memeado de todos los tiempos después del habitante de Los Pinos, me refiero al prófugo número uno, Javier Duarte de Ochoa (de 43 años).

¿Se han preguntado alguna vez a qué personaje de la historia les gustaría que se les asociara? Pues el exgobernador de Veracruz -cordobés de origen- decidió que su admiración fuera por un dictador, por un extranjero personaje que expulsó a cientos de españoles de su país y a otros cuantos los no alineados, simplemente los desapareció. Sí, Duarte de Ochoa tiene una fascinación nada menos que por Francisco Franco. 

En estos días fuimos testigos de lo mediática que se ha convertida nuestra existencia; la mass media, las redes, los enlaces en vivo, nos permitieron conocer lo ocurrido en la audiencia del discípulo más avanzado de Fidel Herrera. Gracias a ello fuimos testigos desde su llegada al juzgado hasta el zape recibido por el otrora poderoso gobernador veracruzano que amenazaba a periodistas con la advertencia "pórtense bien".

Duarte como personaje, ha servicio al viejo sistema político para ser blanco de desahogo de la rabia que la sociedad tiene de los personajes corruptos del PRI; este partido piensa que entregar a JaviDu en charola de plata con todo y manzana en la boca, hará que los posibles electores confíen en el nuevo PRI. Y entonces la respuesta es fulminante, el video del señor Peña, donde idolatra a los ex gobernadores prófugos. 

El video nos remonta a 2012 específicamente al programa nocturno de Televisa llamado Tercer Grado, donde Peña dijo que el PRI "es un PRI que ha venido renovándose a su interior, tiene una mayor presencia de nuevas generaciones que son parte del partido" y a pregunta expresa de Denisse Maerker sobre los nombres de estas nuevas generaciones, el señor de Los Pinos réplica: "el gobernador de Quintana Roo Beto Borge, el gobernador de Veracruz Javier Duarte, César Duarte gobernador de ehhh…Chihuahua, el gobernador de ehhh Campeche...todos son parte de una generación nueva que ha sido parte de esta renovación del partido".

Lo más reciente, es el video que hizo su aparición de madrugada donde se ve a la diputada veracruzana por Morena, Eva Cadena, recibiéndo dinero. La cantidad si lo vemos detenidamente es miserable, medio millón para los tiempos electorales que vivimos no significa nada, lo que si representa es un golpe mediático contra ese partido, con el ánimo de afectar la elección.

¿Qué otros escándalos mediáticos enfrentaremos de aquí a la elección de junio? Los que sean, jugarán con las emociones de los electores y la de los opinólogos, que a su vez replicarán la nota con su particular toque de histrionismo. Ya lo veremos.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem. 

Leer más...